La seguridad y la segunda ola de Covid-19.

¡Compartelo!

La segunda Ola de Coronavirus – Covid-19 está generando números de contagios más altos que durante los picos de marzo y abril. En el mundo se han sobrepasado los 40 millones de contagios, con casi la mitad de los casos concentrados en el continente americano.

La irrefrenable corsa para el desarrollo de una vacuna eficaz contra el Covid-19, hasta ahora cuenta con al menos 46 vacunas que se están experimentando en humanos y 91 vacunas pre-clínicas que se están desarrollando en animales. 6 vacunas se han aprobado de manera limitada para un uso temprano. Se estima que durante el próximo periodo de primavera-otoño 2021 se tendrá el acceso a las dosis de vacunas para las personas más vulnerables como los trabajadores sanitarios y las fuerzas de seguridad. Una fuerte señal de esperanza en tiempo tan vulnerables.

La presión hospitalaria pone a prueba el sistema sanitario.

A nivel europeo las camas de terapia intensiva UCI se están volviendo a llenar. En España se estima que el 21,04% de las camas disponibles están ocupadas. De todas formas este dato no refleja exactamente la realidad por qué hay comunidades autónomas como Madrid, Castilla y León y Aragón que superan el 35% de presión hospitalaria en las UCIs.

En Italia la presión hospitalaria en las camas de terapia intensiva está por debajo del 10%, pero con una tendencia al alza alarmante con más de 800 plazas de terapia intensiva ocupadas a día 19 de octubre 2020. Con la región de la Lombardia (Milán) a la cabeza.

En Alemania los datos de contagios son alarmantes, aunque el número de camas de terapia intensiva ocupadas es inferior, 650 camas con más de 9.000 disponibles.

En Francia la situación es mucho peor con más de 1900 personas hospitalizadas en terapia intensiva sobre casi 5.000 plazas totales de terapia intensiva. Hay que tener en cuenta que estos datos varían diariamente y pueden ser sujetos a errores y correcciones.

Evitar un nuevo “lockdown” generalizado

Los países europeos están adoptando todas las medidas posibles para evitar nuevos confinamientos generalizados, optando más por cierres temporales de las zonas donde la tasa de contagios es más elevada, como por ejemplo cuando se rebasen los 500 casos cada 100.000 habitantes. Esta medida tiene la ventaja de circunscribir el área de contagio, pero de lo contrario es difícil controlar la difusión de los contagios a nivel interno del área confinada. 

El Gobierno Español ha decretado un nuevo estado de alarma el pasado 25 de octubre en todo el territorio nacional para frenar los contagios provocados por el Sars-Cov2. Aunque, desde varias semanas la Comunidad de Madrid, ya estaba en situación de estado de alarma. En Francia e Inglaterra se están discutiendo posibles medidas para un nuevo confinamiento. En Milán se ha establecido el toque de queda de 23 horas a 5 de la mañana. Lo que se intenta es limitar la movilidad de las personas, pero también evitar posibles fiestas clandestinas y aglomeraciones como pasó en Granada en el puente del Pilar del 12 de octubre de 2020. Las medidas de limpieza, distanciamiento social, control y reducción de aforo están a la orden del día. Los gobiernos de los diferentes países están intentando evitar un nuevo “lockdown” para no hundir más la economía, seguir con una, aunque lenta subida de la intensidad de la actividad económica, y con el objetivo principal de salvar todas las vidas posibles ante esta nueva ola de Covid-19. Históricamente, en 1918 hubo 3 olas de la pandemia de la influenza española. De hecho, es muy probable que esta tendencia se repita un siglo después, “como un circulo que vuelva a empezar”, pero hoy en día por suerte disponemos de una tecnología mucho más avanzada. Hoy en día el centro de atención no solamente está en la reactivación económica, para evitar la perdida de empleo, el cierre de negocios y la consiguiente perdida del poder adquisitivo de las personas. Sino también en la capacidad de garantizar una educación segura, de calidad y sobretodo presencial. Lo mismo vale por el ámbito laboral, con medidas que empujan más y más hacia el tele-trabajo.

Entre otras medidas para reducir la difusión de los contagios provocado por el SarsCov-2, a parte de los citados confinamientos “perimetrales”, restricción de movilidad y disminución de aforo en hostelería y comercio. Se baraja la opción de un confinamiento selectivo por edades. Es decir, confinar en casa las personas de edades más vulnerables al Covid-19, para causar menos daños a la economía y limitar lo mínimo posible las libertades individuales de cada uno. Se estima que un confinamiento selectivo por edades, por ejemplo de la franja de 60-80 años de edad, reduciría el “número de víctimas mortales al 10%, alejando el espectro de un cierre generalizado” cit. ISPI. Esta medida sería la última acción antes de un cierre total, y sobretodo para evitar un colapso de los centros sanitarios y un desplome de la economía.

La Sociedad Española de Cardiología ha realizado una investigación sobre la correlación entre las muertes provocadas por Covid19 y las edades de las personas afectadas. La mortalidad de las personas que tienen una edad inferior a los 50 años es inferior al 1%, mientras que se incrementa notablemente sobretodo al partir de los 60 años. Y, “como era de esperar, la tasa de mortalidad más alta se observó en pacientes a partir de los 80 años, cuyo riesgo fue 6 veces superior al resto.”, siempre según esta investigación.

Dos grandes problemas de esta medida son: si estás personas están dispuesta a quedarse confinadas mientras las demás personas siguen con las restricciones habituales de movimiento. Además, de tener una eficaz red de rastreadores que controlen que el confinamiento sea respetado.

¿Cómo afecta a la seguridad la pandemia?

La pregunta es muy genérica, vamos a aterrizar. ¿El concepto y la percepción de la seguridad se ve afectada con los acontecimientos generados por la pandemia de coronavirus-SarsCov2?

La respuesta es rotundamente, sí.

La pandemia está poniendo en dudas nuestras certezas y fortalezas, haciendo salir a la luz nuestras vulnerabilidades. Un claro ejemplo son las largas colas en los supermercados para comprar levadura y rollos de papel higiénico, que todos nosotros seguramente recordamos ahora con una media sonrisa. Además, hay que subrayar los problemas que han surgidos por okupas, causa de la siempre más amplia tijera entre ricos y pobres que provoca unas crecientes desigualdades sociales. En este articulo os explico detenidamente la diferencia entre allanamiento de morada y ocupación además os aconsejo sobre las medidas que sería importante tomar para evitar una intrusión, robo, coacción en tu hogar o negocio.

¿Cómo será la Navidad de 2020?

Responder a esta pregunta es muy difícil y la respuesta es toda una incógnita. Lo que queda claro es que permanecerán las medidas de limpieza y distanciamiento social. Seguramente, al menos en el ámbito español las reuniones intra e inter-familiares estarán limitadas a 6 personas, además con la prohibición de organizar fiestas y/o celebraciones privadas. Seguramente existe la esperanza que la pandemia frene su ritmo de contagios dejando, aunque sea limitado, un espacio de libertad más amplio a la libertad de circulación y de asociación de las personas.

Existen algunos puntos firmes:

  • El Black Friday será una oportunidad para adelantar la compra de regalos navideños dadas las posibles medidas de limitación de movimiento de las personas. 
  • Las vacaciones de Navidad serán como las del pasado mes de agosto 2020, lo que cambiará es el tipo de celebración.
  • En Noche Vieja mejor comer las uvas en casa con pocos seres queridos.

El punto firme más importante somos cada uno de nosotros integrados en una colectividad que nos define y plasma nuestros comportamientos y límites. Es nuestra capacidad de actuar responsablemente contra la difusión del Covid-19, solo así podremos volver a volver a hacer lo que nos apetecía de manera libre y sin restricciones, en un futuro escenario post-pandémico. 

Nosotros, Altaico, somos una empresa de seguridad. Muchos nos conocen, otros nos escucharán por primera vez. Lo que proporcionamos es el compromiso de garantizar la protección física a nuestros clientes. A través de nuestros sistemas de seguridad de última tecnología. Hoy en día aún más queremos estar cerca de nuestros clientes para que el día a día se haga más ameno, conectado e inteligente.

¡Compartelo!
Tags: